Multa por exceso de velocidad en Tenerife (Parte 2 de 2)

Multa por exceso de velocidad en Tenerife (Parte 2 de 2)

Multa por exceso de velocidad en Tenerife (Parte 2 de 2)

Relación del delito de conducción con exceso de velocidad con las infracciones administrativas en materia de velocidad

abogado accidente de trafico tenerifeEl TRLTSV establece como infracción administrativa no respetar los límites de velocidad reglamentariamente establecidos o circular en un tramo a una velocidad media superior a la reglamentariamente establecida, de acuerdo con lo recogido en el anexo IV del propio TRLTSV , conducta que puede dar lugar a la comisión de:

  • Una infracción grave del 76 del TRLTSV .
  • Un infracción muy grave del 77 del TRLTSV .

La delimitación entre el tipo administrativo y el tipo penal (al igual que sucede entre la infracción grave y la infracción muy grave) viene determinada por la relación entre la velocidad de circulación y la establecida como límite máximo en ese punto de la vía.

Para ello resulta esencial que resulte acreditado la velocidad a la que se circulaba y la aplicación de los márgenes de error que, en nuestro sistema, se establecen para los instrumentos con los que ha de medirse esa velocidad.

 

Determinación del delito y prueba de la velocidad de circulación en Tenerife

Determinación del delito de conducción con exceso de velocidad

El concepto de velocidad permitida reglamentariamente ha de ser conformado, como ley penal en blanco que es, por remisión la normativa extrapenal, arts. 19 y 20 del TRLTSV y por remisión de éstos, arts. 45 a 55 del Reglamento General de Circulación .

Un concepto que ha de interpretarse en términos de velocidad máxima y no de acuerdo con el concepto de los art. 19.1 del TRLTSV y art. 45 y 46 del Reglamento General de Circulación , en aras de la seguridad jurídica (Cfr. Circular 11/2011).

Tal velocidad aparece regulada en los arts. 48 , 50 , 51 y 52 (este último define la velocidad prevalente entre las máximas) del Reglamento General de Circulación .

A su vez, una y otra pueden ser genéricas (en función de la clase de vías, tipo de vehículo y conductores) o específicas.abogado accidente de trafico tenerife

Las primeras no suscitan problemas: se trata de previsiones generales con valor reglamentario y cobertura legal ex art. 19.1 del TRLTSV ( arts. 48 vías interurbanas y 50 vías urbanas y travesías, ambos Reglamento General de Circulación ).

Además de las genéricas, las velocidades específicas están previstas en el art. 19.2 del TRLTSV y art. 47.1 del Reglamento General de Circulación cuando están plasmadas en señalizaciones fijas y en el art. 19.2 del TRLTSV y 40, 41, 139 y 144 del Reglamento General de Circulación cuando lo están en señalización variable establecida en función de las necesidades concretas del tráfico.

También han de tenerse presentes los límites de velocidad específicos derivados de circunstancias personales del conductor por deficiencias psico-físicas – art. 52.1.b) del Reglamento General de Circulación en relación con el art. 46.2 y 3 del Reglamento General de Conductores aprobado por RD 818/2009 de 8 de mayo y su Anexo 4º [j 3])- (Cfr. Sentencia de la Audiencia Provincial de Salamanca de 5 de diciembre de 2017, recurso 59/2017) [j 4].

Prueba de la velocidad de circulación

En cuanto a la prueba de la velocidad de circulación habrá de estarse a los previsto en las normas administrativas que determinan la forma en la que habrá de realizarse, que conforme a la Orden ITC/3123/2010, de 26 de noviembre , por la que se regula el control metrológico del Estado de los instrumentos destinados a medir la velocidad de circulación de vehículos a motor, serán mediante los cinemómetros, como instrumentos han de emplearse para acreditar la velocidad de circulación del vehículo.

Sobre esta cuestión y la forma en la que han de aplicarse los diferentes márgenes de error previstos en función del tipo de cinemómetro, se ha pronunciado el Tribunal Supremo en Sentencia de 17 de abril de 2018, recurso 875/2017 [j 5]:

abogado accidente de trafico tenerifeEl problema se plantea respecto a sistemas de detección, en principio móviles, colocados sobre trípodes o en un vehículo parado. La norma de aplicación son las órdenes ministeriales, anteriormente reseñadas, las cuales no clarifican la cuestión planteada. Los criterios que sustentan la diferenciación entre fijos, estáticos y móviles, son básicamente dos. Por el primero, la diferencia radica en el método de una medición. Así, el aparato de medición es fijo o estático, según que la medición se realice desde un aparato que no estaría en movimiento. Por el contrario es móvil, cuando la detección se realiza desde un soporte en movimiento. Siguiendo un segundo criterio, la diferencia resulta de la propia condición del aparato de medición, si es fijo o es trasladable, toda vez que esa consideración afecta a las condiciones de los aparatos y las necesidades de revisión.

Las Órdenes Ministeriales distinguen entre instrumentos de medición fijos o móviles, a los que asigna un distinto margen de error en sus mediciones, derivadas de su distinta ubicación y función que realiza. Los primeros, instalados en elementos inmuebles con carácter permanente, y los segundos, son trasladados de un lugar a otro. Dentro de los contemplados como móviles, por su movilidad, se distingue entre móviles en sentido estricto, dispuestos para la medición en movimiento, y aquellos otros que además de la movilidad, por poder ser trasladados, desarrollan su función de medición en situación de parados. Estos últimos son denominados estáticos, a los que se atribuye el margen de error de los fijos.

Consecuentemente, si el aparato de medición cinemómetro es empleado desde una ubicación fija, esto es sin movimiento, ya sea fijo o estático, al margen de error es del 5%.

 

Pena en el delito de conducción con exceso de velocidad en Tenerife

La pena prevista para este tipo penal es la siguiente:

  • Pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días.
  • Y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

 

Reclamar una multa por exceso de velocidad en Tenerife

En el caso de que no le haya quedado algo claro, lo mejor siempre va a ser contar con un asesoramiento experto y con experiencia en casos relacionados.

En García y Hernández Abogados Tenerife tenemos amplia experiencia en reclamaciones de cualquier indemnización relacionada con accidentes de tráfico y, en particular, con reclamaciones de multas de tráfico por exceso de velocidad.

Si necesita respuesta a cualquier duda que le pueda surgir nuestros abogados especialistas tienen la experiencia necesaria para ayudarle a realizar la reclamación de la indemnización que le corresponde.

Recomendamos que se ponga en manos profesionales para que usted pueda recibir la mayor indemnización posible en el menor tiempo posible.

Tenemos despacho en La Laguna, Tenerife. Tan solo tiene que pedir cita y alguno de nuestros abogados le atenderá y asesorará con un trato muy cercano y personalizado.

También puede contactar con nuestros abogados a través de nuestro email ([email protected]) o los teléfonos:

822 258 883 / 667 006 987

Disponemos de asesoramiento a través de Skype Whatsapp (más información en contacto).

Tenemos una sección especial en la web para la resolución de casos por accidente de tráfico:

Abogados especialistas en indemnización por accidente de tráfico en Tenerife

García y Hernández Abogados

¿Por qué no contar con los mejores de Tenerife?

1 comentario en “Multa por exceso de velocidad en Tenerife (Parte 2 de 2)”

  1. Pingback: Conducir bajo los efectos del alcohol trae graves consecuencias legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *