Selección de los mejores abogados de guarda y custodia para usted ✓

Guarda y Custodia


SANTA CRUZ
Abogado Tenerife

García y Hernández AbogadosSanta Cruz

García y Hernández Abogados es un despacho de profesionales especialistas en la reclamación de indemnizaciones derivadas de accidentes de tráfico, accidentes laborales, divorcios y reclamaciones por cláusula suelo así como atropellos y accidentes por transporte público. De igual manera contamos con experiencia en multitud de campos, como derecho penal o herencia.

CONOZCA A LOS MEJORES
Seleccione la zona donde desea solicitar un abogado especialista

¿Por qué contar con un abogado especialista en guardia y custodia en Tenerife?

  • Guarda y custodia atribuida a un solo cónyuge
  • Guarda y custodia compartida

¿Cómo conseguir una guarda y custodia compartida?
En la actualidad son cada vez más los Jueces que están cambiando la dinámica de otorgar de forma casi automática la guarda y custodia a la mujer. A día de hoy, ambos progenitores, al menos en su mayoría de casos, atienden por partes iguales o casi iguales las necesidades familiares y contribuyen con su esfuerzo al sostenimiento y atención familiar.
Es por ello que, ahroa más que nunca, se debate qué progenitor puede seguir atendiendo de la mejor forma posible para los menores las necesidades de éstos.

Existen diez requisitos fundamentales que se valoran a la hora de obtener una custodia compartida entre ambos progenitores:

  • La vinculación afectiva entre los hijos y cada uno de los cónyuges, así como con las restantes personas que convivan en los domicilios respectivos
  • La aptitud de los progenitores frente al cuidado de los hijos y de sus posibilidades de procurarles un entorno adecuado
  • La voluntad de cada progenitor de cooperar e intentar educar a sus hijos de forma conjunta:
  • Deberán garantizarles estabilidad, una línea educacional, además de una adecuada relación y entendimiento entre ambos progenitores. Aunque no es suficiente para no conceder la guarda y custodia compartida que exista una mala relación con el otro progenitor, siempre que no sea generadora de conflictividad extrema.

  • El tiempo que cada progenitor ha dedicado a la atención de los hijos antes de la ruptura y las tareas que efectivamente ejercía para procurarles su bienestar
  • La opinión de los hijos
  • La cercanía de los domicilios de los progenitores y su adecuación a las necesidades de los hijos
  • Los horarios y las actividades de cada progenitor
  • La inexistencia de sentencias por actos de violencia familiar o machista:
  • La normativa prevé la prohibición de obtener la custodia compartida en tal caso. Incluso cuando existan indicios fundados que se han cometido actos de violencia machista o familiar.

  • La existencia de acuerdos en el plan de parentalidad y un divorcio de mutuo acuerdo:
  • Resulta de carácter principal, pero no se considera determinante. Si no existe acuerdo de los progenitores en el régimen de guarda y custodia, le corresponderá a la autoridad judicial determinar la forma, de acuerdo con el carácter conjunto de las responsabilidades parentales.

  • Será determinante el dictamen del Ministerio Fiscal, informe pericial psicológico que se realice a instancia de las partes y principalmente el elaborado por el equipo técnico de soporte judicial o aquellos profesionales que el juez designe
  • Esto no posee un peso vinculante en el proceso, además, se tendrá en cuenta la edad de los hijos, el horario laboral o profesional de los progenitores, la proximidad del lugar de residencia de ambos progenitores, la disponibilidad de una residencia adecuada para tener a los hijos, el tiempo libre y vacacional, la opinión de los menores en todo esto, u otras circunstancias similares, teniendo en cuenta siempre el interés del menor.

Guarda y custodia atribuida a un solo cónyuge:   Factores determinantes

Tras el cese de la convivencia conyugal, la guarda y custodia de los hijos corresponde sólo a uno de los cónyuges, a pesar de que ambos ejerzan la patria potestad de manera conjunta.
Tratándose pues de un sistema de guarda exclusiva, por el cual se atribuye la guarda a uno de los cónyuges, se otorga al cónyuge no guardador el derecho de visitarlos y tenerlos en su compañía. Este régimen de guarda y custodia se puede establecer mediante el convenio regulador o por sentencia judicial.
El juez deberá tener en cuenta una serie de criterios para otorgar la guarda y custodia a uno de los cónyuges, tomando en consideración la relación que los padres mantengan entre sí y con sus hijos, el beneficio de estos últimos o intentar no "separar" a los hermanos. En consecuencia, el juez otorgará la guardia y custodia a aquel cónyuge que ofrezca las mejores garantías para la satisfacción de las necesidades de los hijos.

Abogado guarda y custodia Tenerife
¿Hablamos?Si lo desea, podemos llamarle sin coste alguno